Internet ha sido y será siempre de los gatetes. Si ya parecía irracional el amor que tenían los antiguos egipcios hacia los felinos, el contemporáneo no se queda corto y va mucho más allá. Hace una semana se puso en marcha CryptoKitties, un juego basado en blockchain y que opera sobre la red Ethereum. Sus creadores afirman que su objetivo es amenizar el aprendizaje sobre el uso de las criptomonedas a través de un juego en el que seremos dueños de gatos virtuales. Criptokitties es un juego que trata sobre  la compra y cría de gatos virtuales, así como de la colección de ejemplares exóticos. Al estar basado en una cadena de bloques, cada gato es genéticamente único, solo puede tener un dueño y es posible ver el historial de dónde proviene. Tampoco puede ser robado o suplantado, exactamente igual que cualquier criptomoneda. Por estas razones, los gatos tienen valor. Si estás pensando cómo puede triunfar un juego tan simple, te sorprenderá que te diga que su éxito ha sido tal que incluso ha puesto en aprietos a la red Ethereum, que se ha visto colapsada por la tremenda fama que ha conseguido el juego en tan poco tiempo.

Hay CryptoKitties de todos los precios, pero los Gen 0 se salen de la media. Un ETH cotiza a un precio de 370€ en el momento que escribo esta entrada.

Para iniciarse en el juego, es necesario poseer Ether (ETH), la moneda de la red Ethereum. Una vez conseguido (se puede comprar en casas de cambio como Coinbase, por ejemplo), podemos comprar un gato a cambio de esta moneda virtual. El precio de los gatos varía en función de su rareza. Cada felino posee características únicas que los diferencian de los demás, tales como la raza, el aspecto físico o la velocidad de reproducción. Dichas características son heredables, por lo que para criar un buen ejemplar, conviene seleccionar muy bien con quién queremos aparear a nuestro gato. Pero si hay un motivo por el que CryptoKitties se ha hecho tan popular en tan poco tiempo es porque permite de alguna forma la especulación con mininos virtuales. La plataforma permite al usuario ganar dinero jugando (en forma de Ether), ya sea criando y vendiendo sus propios gatos o cobrando por dejar a otros usuarios que reproduzcan con los felinos de su propiedad. Ese es el motivo por el que ya se han visto transacciones de más de mil dólares a cambio de ejemplares muy extraños. Algunos de estos peculiares ejemplares son los “Gen 0”, gatos que creados directamente por la compañía que se lanzan al mercado de uno en uno cada 15 minutos a precios desorbitados.

Según la empresa, en 2018 dejarán de crear gatos Gen 0. A partir de ese momento, los gatos solo podrán ser obtenidos mediante crianza.

CryptoKitties tiene poco tiempo, pero ya ha cosechado todo tipo de críticas en el mundo de las divisas virtuales. Algunas de esas opiniones ponen en entredicho la utilidad real de una red como Ethereum. Ello se debe a la preocupación de que Ethereum, la segunda red computacional más potente del mundo, esté verificando transacciones de gatos virtuales, en lugar de trabajar proyectos más ambiciosos. Más información: CryptoKitties  (Aviso: La web está bastante colapsada en el momento que escribo estas líneas) Comprar Ethereum en Coinbase (promoción $10 en Bitcoin gratis)

error: Content is protected !!